El próximo domingo, la WWE presentará uno de sus PPV más exitosos a lo largo de la historia, Royal Rumble, en el cual 30 superestrellas competirán sobre el ring, con la finalidad de eliminar a su oponente lanzándolo por arriba de la tercera cuerda.

Actualmente, la compañía de la familia McMahon ya tiene confirmado 22 de estos 30 gladiadores que tendrán cabida en la batalla real, pero la incertidumbre por conocer a los 8 faltantes, nos hace pensar cualquier cosa, por ejemplo en una sorpresa de NXT o completamente ajena a WWE.

Es por eso que en las últimas horas se han rumorado ciertos nombres que pueden participar en este combate y dos de los más sonados son las superestrellas de la UFC, Conor McGregor y Ronda Rousey.

En cuanto a la peleadora norteamericana, no tendría ningún inconveniente en aparecer en este espectáculo deportivo, primero por el gran rumor sobre su posible retiro de las MMA y segundo, ya se le ha visto en muchos eventos de WWE, por ejemplo Wrestlemania.

En cuanto al irlandés, McGregor, no sería descabellado verlo en este evento de lucha libre, que por cierto, ha mencionado su gran fanatismo hacia este deporte, sin embargo, el tipo parece más centrado en el casi imposible combate frente a Mayweather.