Desde el verano de 2015, Hulk Hogan, esencialmente ha sido catalogado como persona no grata por los empleados de WWE. En julio de dicho año, el Hall Of Fame fue abruptamente sacado del website de la compañía, sin importar un poco su condición de salón de la fama. ¿La razón? Un audio en el que Hogan daba comentarios racistas sobre el novio de Brooke durante dicha época. Estos comentarios fueron citados por ProWrestling.com, donde el Hulkster repetía constantemente la palabra “Negro”, refiriéndose de manera déspota al novio afroamericano de Brooke.

Sobre ello, CNN comentó que Hulk pidió disculpas por sus comentarios, y que también había vuelto a firmar por WWE y que no fue despedido como se pensó en algún momento.

Tal parece, que todo esto quedo enterrado en el pasado, y la vuelta de Johan está más cerca de lo que se pensaba. Según Wrestlezone, el retorno de Hogan ha sido esperado desde hace algún tiempo, fuera de la falta de mayor tiempo para que esto se concrete. Pero, Dave Meltzer, de Wrestling Observer Newsletter tuvo una curiosa respuesta ayer cuando le preguntaron en twitter sobre el tema. Meltzer comento, en respuesta a este fan que el retorno se espera que sea más pronto que tarde. Esto, basado en reportes recientes que darían a Hogan la oportunidad de regresar a WWE en el escenario más grande de todos: Wrestlemania 33.

Recordemos que en Noviembre del año pasado, Brooke, hija de Hulk Hogan comento en TMZ que su padre trabajaba en una cuerdo para regresar a WWE y hacer una aparición en Wrestlemania. Hulk luego negó los hechos, a lo que Brooke comentó que se “había metido en problemas” por dar dichos detalles.

Como se dice en algunos países: “No sé si es justo, solo sé que es cierto”. El regreso de Hulk marca una pauta sobre indisciplinas. Obviamente, por todo lo que significa Hulk Hogan y lo que ha dado por la industria, no será juzgado con la misma severidad que a otros. Esperemos que ese sea el último desliz que haga y se centre en su trabajo con WWE.