El ex luchador de WCW, habló de varios temas relacionados con su vida personal y luchisitca.

Lex Luger, quien perteneciera a la desaparecida empresa WCW, regaló una entrevista a WGRZ, en la cual compartió varios temas muy interesantes que acontecieron en su vida personal y profesional.

Luger, hizo fuertes revelaciones acerca de su vida personal, comentando que era un personaje completamente excedido en muchos sentidos.

“Vivía una doble vida, y eso acabó hiriendo a la gente que estaba cerca de mí. Mientras que parecía que lo tenía todo en el ring, que era ‘el paquete completo’, existía un vacío fuera del ring que yo estaba tratando de llenar. Nunca era suficiente dinero, suficientes mujeres, ni suficiente fiesta, y me metí por algunos caminos muy oscuros”.

En cuanto a su lesión en la médula espinal, el ex luchador explicó cómo fue perdiendo la movilidad, hasta quedar mayormente en silla de ruedas.

“Tenía muchos combates, y un duro entrenamiento en el gimnasio. Hasta que cogí un vuelo que me llevaba de la costa este a la costa oeste, y me desperté la mañana siguiente paralizado de cuello para abajo. No podía mover absolutamente nada de cuello hacia abajo. Por suerte, con el tiempo recobré cierta movilidad, y he tenido periodos de tiempo en los que puedo estar de pie y caminar”.

Por último, confesó haber ingerido esteroides, cosa que según el era muy normal en aquellos tiempos.

“Se usaban esteroides, tanto en el fútbol como en la lucha. Era muy frecuente, y si el resto de los chicos los usaban, no quería que tuvieran ventaja”.