Los oficiales de WWE apuntan a Roman Reigns como el próximo John Cena de la compañía. Ante ello, Roman ha asumido el rol dentro de WWE como la superestrella más polarizada. Como Cena en su momento, los mayores abucheos y reacciones los tiene él en las diferentes ciudades donde la empresa gira. Esta relación de amor/odio entre Reigns y el universo de WWE se genera a partir del push forzado que se le da a Roman, prefiriendo WWE dárselo a él antes que a Daniel Bryan. Asimismo, Roman lideró WrestleMania de manera forzada, puesto que, para muchos, y me incluyo, ese spot se lo merecía otra persona. Cuando WWE se pone terca, no hay vuelta atrás.

Ante ello, tanto Vince McMahon como otros encargados top de la parte creativa de la empresa ya están tomando las decisiones respecto a lo que se verá en WrestleMania 33. Según Daily Wrestling News, el equipo creativo aún no ha llegado a un acuerdo sobre los planes que tienen con Reigns para los próximos eventos. Los rumores transitan sobre si para WrestleMania veremos a Reigns enfrentando a Braun Strowman. WWE está dando un push fuerte a Strowman como “Monster Heel” y desean enfrentarlo ante Roman.

Para Royal Rumble, los efectivos de la empresa quieren que Roman se alce con la victoria y, a la vez, con el título. Si esto llega a darse, al igual que Rollins, Roman tendrá el cinturón principal de la marca RAW y también el cinturón de los Estados Unidos. En el caso de WrestleMania, la idea es que Reigns tenga el resultado contrario en este evento, pues no se espera que retenga el cinturón en caso gane en Royal Rumble. Si bien, aún no está del todo pactado lo que sucederá en “Mania”, los rumores indican que no retendría el Cinturón Universal, si lo llega a ganar en Royal Rumble.

A título de quien escribe, no me gustaría ver a Reigns como Campeón Universal, al menos, no para WrestleMania. El Cinturón de los Estados Unidos, de una u otra manera se tiene que defender puesto que, hoy por hoy, parece un adorno más que un Cinturón en sí. Lo ideal sería que en RR termine su disputa por el Universal y que en WM 33, como se viene diagramando, enfrente a Strowman por el Título de los Estados Unidos. De esta manera, consolidas a Strowman como Monster Heel con el cinturón y un futuro camino de Roman hacia el titulo se hace más verídico y orgánico y menos forzado.