Después de haber sido despedido de WWE, el luchador decidió emigrar al circuito independiente. Sin embargo, un radical cambio de personaje fue el que adoptó Simon Gotch, quien aunado a eso, también cambio su nombre a Simon Grim.

Dentro de WWE, Gotch personificaba a un luchador de principios de siglo, muy parecido a un fortachón de circo. Pero el cambio es tan notorio que en internet se pudieron ver los nuevos diseños de sus camisetas, donde un toque más oscuro y tenebroso las adorna. La prenda tiene personificado su rostro caricaturesco lleno de sangre y con la frase “Mi mama piensa que soy genial”.

Como dato, la palabra “Grim” significa macabro o tétrico, cosa que deja muy en claro las características de su nuevo personaje.