resem58219resem57113richswannchamp

El Campeón Crucero de WWE, Rich Swann, estuvo en una reciente entrevista con Raute Musik para hablar de su carrera en WWE entre otras cosas.

Su fanatismo en la adolescencia y su ídolo Bret Hart

“La primera vez que vi wrestling en mi vida tendría unos 5 años, estaba viendo los Power Rangers y llegó mi hermano con sus amigos diciendo ‘Vamos a quitar esta mierda y vamos a ver esto’. Recuerdo el sonido de guitarra y todo rosa por todos lados mientras Bret Hart salía como Campeón Mundial de WWF. Ver cómo le daba las gafas a un niño de la primera fila me hizo, instantáneamente, querer ser ese niño y tener esas gafas. Desde entonces nunca he dejado de ver wrestling. A los quince años tuve la oportunidad de empezar a formarme como luchador en una pequeña escuela que había cerca de mi casa y aquí estoy ahora, siendo Campeón Crucero de WWE. Es una locura”.

¿Quién es su mejor amigo en WWE?

“Diría varios, la realidad es que es difícil decir uno solo porque estamos todos juntos como 300 días al año, así que acabas haciéndote amigo de cada persona, de cada uno de una forma. Pero si tengo que decir uno, alguien que siempre ha sido cercano a mí, con quien he podido viajar por todo el mundo es Neville. Y poder tener la oportunidad que tenemos ahora de enfrentarnos el uno al otro en WWE es una de las mejores sensaciones que he experimentado en mi carrera. Poder trabajar con un tipo al que he tenido como un ejemplo a seguir, que me ha ayudado en todas partes del mundo: Japón, Alemania, Inglaterra… Neville es lo que aspiro y quiero ser en WWE”.

¿Su combate de ensueño en WrestleMania?

“Algo que me parece increíble es que mi posible debut en WrestleMania va a ser al lado de mi casa, en Orlando, Florida. Me gustaría que todos los contendientes de la división crucero participásemos en un combate por el campeonato en WrestleMania, ya sea por escaleras, TLC, Money In The Bank, no me importa. Simplemente tener la oportunidad de hacer lo que hacemos en el mayor escenario posible. Me cuesta hasta pensarlo, porque es algo que, simplemente, es la meta de cualquier wrestler, estar en el ring en medio de ochenta, noventa o 100,000 personas, luchando para la mayor compañía del negocio. Es un sueño, me da igual el combate en el que esté mientras forme parte del cartel”.