En el evento principal del programa rojo, entre Roman Reigns y Braun Strowman, apareció The Undertaker mientras se desarollaba el combate. Hubo un cruce de miradas entre el Samoano y el Enterrador. Éste último atacó a Strowman y después de atacarle. Roman Reigns aplicó una lanza al experimentado luchador.

Mientras Reigns salió orgulloso de su ataque, The Undertaker resurgió y dejó en claro que está listo y dispuesto de agregar una victoria más a su racha en Wrestlemania. El evento acabó con el Enterrador anunciando que el Samoano será hombre muerto en Wrestlemania.

Este es sólo el comienzo del camino entre el enfretamiento entre Roman Reigns en Wrestlemania.