Como se había mencionado varias veces en la página, WWE planeaba crear un feudo entre Triple H y su ex protegido, Seth Rollins, el cual tendría su fin en una batalla en WrestleMania 33, en el mes de abril.

WWE siempre trata de ser paciente y cuidadoso respecto a como “bookear” sus feudos a lo largo de los años. Triple H no ha estado en televisión desde la batalla de 4 esquinas, que corono a Kevin Owens como campeón Universal a partir de un ataque directo a Rollins. Sus acciones nunca fueron explicadas; por lo que, ahora, Rollins exige la cabeza de quien fue su mentor y la verdad de los hechos.

Según Inquisitr News, la razón por la que Triple H no está en las pantallas de WWE es porque la compañía espera el término del futbol americano los lunes por la noche. Traerlo antes, según WWE, significaría un desperdicio puesto que la RAW se ha visto opacado por los partidos de los lunes por la noche (tener en cuenta que durante este año, también se dieron las elecciones un lunes). Sin embargo; estando en los primeros días de 2017, ¿WWE está pensando retraer el feudo?

Según los nuevos reportes que indica Inquisitr, la cartelera de WrestleMania estaría pasando por algunos cambios, en los cuales, uno de los cambios es la cancelación de dicho feudo. Todo esto es mera especulación, puesto que la cartelera de WrestleMania aún no ha sido revelada. Si bien, una victoria de Rollins ante Triple H lo catapulta como la máxima figura en la empresa, parece que hay muchas cosas más en juego.

Obviamente, si las cosas entre Hunter y Rollins no se concretan, seguramente, existirá un plan de respaldo para el ex campeón de WWE. El plan B estaría en un feudo entre Rollins y Finn Balor, quien, al regresar de su lesión, enfrentaría a Rollins. El potencial de un combate entre ambos ya se veía desde antes de la lesión de Bálor, así que retomarlo, no sería una mala idea.