WWE a lo largo de los años se ha caracterizado por la constante competencia entre las dos marcas principales de la empresa (Raw y Smackdown) siendo la marca roja la que atrae más televidentes, quedando Smackdown como la marca de refuerzo para consolidar el producto de la empresa.

Vince Mcmahon y el equipo creativo veían como la marca azul decaía en cuestión a audiencia y se planteó la división de marcas, asignando así, luchadores para cada marca con sus títulos respectivos. He ahí el “despertar” de Smackdown, después de aquellos tiempos dorados en donde luchadores como The Undertaker, Triple H y demás estrellas salían al escenario a ofrecer un espectáculo semanal de calidad.

La división de marcas fue muy promocionado por la empresa, captando la atención de los televidentes y haciendo recordar a los fanáticos, como era WWE unos años atrás. El primer “movimiento estratégico” fue transmitir Smackdown en vivo, cuando generalmente lo presentaban los jueves, dos días después de se grabara el show semanal.

Fue un 19 de Julio del año pasado que comenzó el “resurgir” de Smackdown, designando luchadores específicos a cada marca a dar lo mejor de sí y brindar las mejores luchas y storylines del wrestling. Se designaron dos comisionados por marca para así crear competencia entre las marcas. ¡Qué mejor que los hermanos Mcmahon para dirigir a cada marca! Stephanie siendo comisionada de Raw y Shane siendo la mente detrás de Smackdown.

Las dos marcas se dividieron correctamente, designando campeonatos para cada uno de los shows; que se disputan y se desarrollan historias semanalmente y en los Pay Per Views correspondientes. Por Raw hay cinco campeonatos actualmente: WWE Universal Championship, Raw Women’s Championship, Raw Tag Team Championship, WWE Cruiserweight Championship y United States Championship. Mientras tanto, por la marca Azul están; WWE Championship, SmackDown Women’s Championship, SmackDown Tag Team Championship y WWE Intercontinental Championship. (Fuente WWE.com)

Considero que la marca que ha sido beneficiada con esta división, ha sido la marca Azul, ya que ha logrado compactar los storylines y los combates en tiempos necesarios para así mantener al público entretenido, así creando un programa semanal sin segmentos de rellenos. Siendo así dos horas de muy buen programa. Mientras tanto Raw, sigue teniendo segmentos de relleno para así poder completar las tres horas de programa semanal; pienso que debe reducirse una hora menos, para poder tener el mismo efecto que la marca azul ha logrado.

La separación de marcas ha beneficiado mucho a los  luchadores porque se han creado más campeonatos, y tener caras específicas para cada Show ayuda a crear mejor competencia. La división de divas y del campeonato en parejas, divisiones que estaban en “caída libre” pero ya se ha recuperado el nivel.

Por el momento, ha beneficiado mucho a WWE, debido a que se consolida como la empresa de lucha libre más importante en la industria y crea competencia entre los Shows semanales. Aumentando las ganancias económicas atrayendo a más público. Esperamos que ambas marcas continúen igual y sigan mejorando, para así poder disfrutar de buenos programas semanales llenos de acción y eventos PPV´s  de calidad.