En una lucha bastante reñida y con muchas emociones y movidas riesgosas, Kevin Owens retuvo su título gracias a Braun Strowman, quien ataco de manera sorpresiva a Roman Reigns, en el combate Jericho también ayudo a Kevin lanzandole una manopla desde lo alto de la jaula de tiburones.

Recuerden que la lucha de 30 hombres se llevará en breve, es la batalla que cerrará la noche de uno de los PPVs más importantes del año y en lo personal mi preferido.