You are here
Home > Noticias > La importancia de ser John Cena

La importancia de ser John Cena

Te puede agradar, como te puede repugnar, te puede emocionar como te puede hacer sentir mal. Esa ambivalencia de emociones y sentimientos es capaz de generar John Cena, el quince veces campeón mundial de WWE y que, según los rumores que rondan por allí estaría cerca de tener su presea numero 16 e igualar el record del “Nature Boy” Ric Flair.

Cena ha sido capaz de hacer gran parte de cosas que han sostenido a WWE. Su reinado, abucheado por alguna parte de la fanaticada, ha sido respetable a niveles de rating y cifras comerciales. Solo reprochable por el personaje de “superhéroe” que se le asigno; pero, vamos, es el mismo personaje que cada década algún luchador la ha tenido, como Hulk Hogan en su momento y Roman Reigns en la actualidad.

The prototype (como se le conoció en los territorios de desarrollo) tampoco ha tenido reparos en poner “over” a varios talentos que en su momento se encontraban en ascenso (o enterrarlos). Casos como el de Neville, Zayn o Kevin Owens han sido particularmente encuentros disputadísimos y de gran agradado para el fanático. Luego de 14 años en la industria, John ha sido capaz de trascender más allá de lo que un luchador promedio puede y entrar en el camino y estatus de ser una próxima leyenda.

El impacto que Cena genera, no solo se ve a nivel de fanáticos; también a nivel de cifras. Por ejemplo: En un comparativo del mes de octubre 2015 (donde las marcas estaban unificadas) y 2016 (donde se dividen las marcas y Cena pasa a SMACKDOWN LIVE),  la cantidad de asistentes en House shows bajó de 5167 a 3326. A nivel de Shows televisados, sin incluir eventos de paga, la cifra cayo de 10125 concurrentes a 8000. Esto demuestra que el cambio de marca de John genera un fuerte impacto en los fans. Respecto a los ratings, la caída fue de 21%.

Hoy en día, WWE tiene 4 luchadores que generan expectativas de diversos tipos, que al final, significan una ganancia e ingreso para las arcas: Goldberg, Lesnar, The Undertaker y Cena. Ambos con contratos de medio tiempo.

Resulta interesante hacer una retrospectiva de los días en los cuales Cena era criticado por cualquier razón, muchas veces, inexistente. Ahora, se ve un Cena, con la madurez encima, que se perfila para ser un futuro salón de la fama. No solo por lo que es capaz de generar en la fanaticada; sino por el impacto mediático y todo lo que le ha dado no solo a la empresa, también a la industria.

 

Gianmarco Guerrero
26 años, Bachiller en administración de empresas. Redactor. Lima, Peru.

One thought on “La importancia de ser John Cena

  1. John Cena ni siquiera es luchador, es solo un personaje creado por Vince McMahon, un actor de segunda, sin talento luchístico y bastante mediocre en cuanto a técnica, pero que ha sido exitoso en cuanto a rating y números en general, pero que para los verdaderos fanáticos resulta intrascendente e insignificante, muchos hablan de que el odio a Cena es injustificado, la verdad para mí Cena es tan intrascendente que ni siquiera puede ser objeto de odio, porque ni para eso le alcanza, hablar de próxima leyenda me parece un disparate, compararlo con Hulk Hogan me parece absolutamente desproporcionado, ya que lo que hizo Hogan por la lucha libre es enorme, Hogan es el verdadero artífice de la lucha libre como espectáculo masivo, antes de Hogan la lucha libre estaba reducida a un número de fanáticos acérrimos, que si bien son los que importan no bastaban para que la lucha libre trascendiera a otros niveles, pero Hogan lo hizo posible, por algo es el luchador más famoso e importante de la historia, y ojo con eso que no estoy diciendo que es el mejor, eso es otra cosa, está a años luz de los grandes luchadores como Mitsuharu Misawa, Kenta Kobashi, Jushin Liger, Mil Máscaras, Shawn Michaels o AJ Styles, pero lo que hizo por la lucha libre es algo que ninguno otro ha logrado, la importancia y la magnitud de la figura de Hogan es incuestionable, y para los que dicen que es un pésimo luchador, la verdad es que lo que mostró en WWF no es de lo mejor, pero yo he visto muchas de sus luchas en Japón, y el tipo de verdad sabe luchar, no es un luchador extraordinario, pero al menos es 10 veces mejor que Cena desde el punto de vista técnico. John Cena es la mayor farsa en la historia de la lucha libre, un invento de Vince McMahon, que existe solo gracias al apoyo de niños, madres solteras, ignorantes y débiles mentales que lo único que hacen es alimentar la figura de alguien que solo le hace daño y no aporta nada al espectáculo luchístico.

Deja un comentario